Blog

January 19, 2023

8 Minutes

¿Cómo afectan los delitos cibernéticos la rentabilidad de las empresas?

¿Cómo afectan los delitos cibernéticos la rentabilidad de las empresas?

Los delitos cibernéticos afectan la rentabilidad de las empresas porque comprometen la confianza de los consumidores. También las impactan porque los procedimientos usados para prevenirlos pueden impedir operaciones legítimas.

En este artículo te hablamos sobre la forma en que afectan estos delitos informáticos al crecimiento de tu empresa. Además, te informamos sobre la tecnología que permite evitarlos para proteger a compañías y usuarios.

Una definición de delitos cibernéticos y sus tipos 

Es importante definir qué son los delitos cibernéticos. Se trata de aquellos actos ilícitos que se cometen haciendo uso de las tecnologías de la información.

En consecuencia, implican la utilización de computadoras, programas y medios electrónicos con el fin de defraudar a otros. Con el uso de internet, los estafadores  pueden encontrarse en cualquier parte del mundo.

Click to tweet: Los delitos cibernéticos han proliferado por el uso de las nuevas tecnologías, pero estas mismas tecnologías nos ofrecen las formas de evitarlos.

Y la pandemia no hizo más que incrementar las cifras: en 2020 las compras online aumentaron en un 81%. En ese sentido, el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) de México reportó en 2021 más de 17 mil casos de fraudes cibernéticos, uno de los países con más altos índices de delitos de esta índole.

De manera que la variedad de este tipo de crímenes es cada vez más amplia. Algunos de estos delitos son los siguientes:

  • Fraude en pagos digitales.
  • Robo de identidad.
  • Hackeo de sistemas.
  • Data Diddling (sustitución de datos). 

¿Por qué es importante protegerse de los delitos cibernéticos?

Protégete de los delitos cibernéticos

Ahora bien, los delitos cibernéticos afectan la confianza y la relación entre empresas, usuarios y pasarelas de pago. En consecuencia, todos los involucrados en las operaciones digitales requieren protección.

A este respecto, es fundamental considerar que las operaciones digitales se realizan en milisegundos. De manera que para protegerse de delitos informáticos se requieren sistemas tecnológicos de alta velocidad. 

Estos sistemas deben ser sensibles para filtrar adecuadamente las operaciones y bloquear actos ilegítimos. La protección que brindan es fundamental, porque estos actos perjudican a los consumidores y, por supuesto, a las empresas. 

Veamos seguidamente de qué manera consumidores y empresas pueden verse afectados.

Afectan al consumidor legítimo

Cuando un usuario legítimo requiere un producto o servicio por Internet entra a un sitio web o a una plataforma para comprarlo. Sin embargo, este proceso lleva tras de sí una serie de operaciones entre las que se cuentan la protección de fraudes.

Estas operaciones, transparentes para los usuarios, persiguen evitar estafas realizadas por estos medios. No obstante, en el proceso muchas operaciones legítimas también son rechazadas, ya que para protegerse las empresas colocan candados que impiden la compra.

Ello ocasiona disgusto en el comprador y oscurece la experiencia del usuario, factor fundamental en el comercio electrónico. Por ello, es crítico que los sistemas de protección de delitos cibernéticos perfeccionen sus filtros, evitando así los falsos positivos.

Los delitos cibernéticos afectan el crecimiento de la organización

El crecimiento de las empresas depende en gran medida de las ventas. Las organizaciones que comercializan servicios y productos por Internet requieren de aprobaciones para concretar cada operación.

Estas provienen de pasarelas y emisores de medios de pago, como los bancos. Para proteger sus finanzas de malhechores, es conveniente que la empresa también cuente con sistemas antifraude. 

Cuando no hay protección de las operaciones, las empresas son susceptibles a ser víctimas de delitos cibernéticos. Estos pueden costar mucho dinero y afectar la reputación de la organización.

Ahora bien, las empresas al protegerse de fraudes pueden colocar barreras muy duras que impidan incluso compras legítimas, como ya hemos expresado. 

La consecuencia directa es que el flujo de caja se vea impactado por el rechazo de las operaciones de sus clientes. ¿Te das cuenta cómo el crecimiento de la organización se puede ver limitado?

¿Sabes cuánto puede costar el fraude en pagos digitales a tu empresa?

En México durante la pandemia, los intentos de delitos cibernéticos se incrementaron en un 42%. Esto obedeció, entre otras razones, a que muchos usuarios se conectan de forma remota en redes poco seguras, como conexiones inalámbricas sin protección. 

Esta situación es aprovechada por personas inescrupulosas para robar información sensible y usarla para realizar compras fraudulentas. Cuando el usuario no reconoce el cargo porque no ha sido quien realizó la compra, se produce un contracargo.

Este contracargo es el proceso mediante el cual el banco regresa el monto del consumo a su tarjetahabiente. En consecuencia, la empresa, que en muchos casos ya entregó el producto, no recibe el dinero por la operación realizada.

Es una situación especialmente compleja para Pymes y startups: al ser pequeñas, tienen flujos de caja ajustados. Esto en muchos casos compromete su subsistencia en el mercado. 

La tecnología en la prevención de delitos cibernéticos

Previene los delitos cibernéticos

El uso de las tecnologías de la información implica un riesgo; pero a la vez, ellas son parte de la solución. Los sistemas digitales han evolucionado y la inteligencia de datos resuelve muchas contingencias.

Click to Tweet: La prevención de los delitos cibernéticos favorece las operaciones digitales y mejora la experiencia del usuario.

Los sistemas tecnológicos son capaces de aprender a través de un proceso conocido como Machine Learning. Esta capacidad realiza un análisis que dura menos de un parpadeo para hacer más seguras las transacciones.

La herramienta correcta evita el fraude y detiene los delitos cibernéticos sin frenar tus ventas. Además se puede ajustar a tu negocio en específico al tiempo que aprovecha el conocimiento de otras empresas.

Conclusión 

En resumen, los delitos cibernéticos constituyen un riesgo para empresas en línea, usuarios y plataformas de pago. Por ello, resulta fundamental la prevención de este tipo de fechorías.

La manera más eficiente para conseguirlo es usando tecnología para la prevención de delitos informáticos. Encontrar el mejor sistema que use inteligencia de datos te protegerá mejor.

En Bayonet nos hemos propuesto permitir operaciones financieras más seguras y contamos con un equipo profesional experimentado. Te invitamos a programar una demostración y conocer de cerca lo que podemos hacer por tu empresa.

También te puede interesar:

Big Data: La clave para prevenir el fraude en su empresa

Por qué Medir el ROI de tu Herramienta Antifraude y Cómo

Devoluciones de cargo - Una introducción a lo que necesita saber

BACK TO ALL